Insectos comestibles y cómo cocinarlos

Delicias mexicanas con historia

Sabores de la tierra por descubrir

En México contamos con una vasta cocina tradicional que ha sido considerada una de las mejores del mundo, con recetas básicas que van desde prácticos platillos como los clásicos chilaquiles hasta las recetas más complejas como la del tradicional mole poblano o los deliciosos chiles en nogada por mencionar solo algunos.

Web

Sin duda alguna en nuestra mesa siempre encontraremos creaciones que fusionan estilos e ingredientes de muchas partes del país. Sin embargo, dentro de toda esta gama de sabores, olores y colores existen pequeños bocadillos que muy poca gente conoce y que estamos seguros jamás han probado: estos platillos únicos son los insectos.

Algunos insectos forman parte del menú en diferentes sitios en México: no se dejen llevar por la apariencia, muchos de estos insectos son igual o más nutritivos que muchos de los alimentos que comemos actualmente y su sabor te sorprenderá.

Es por eso que en esta ocasión hablaremos de algunos de estos deliciosos insectos comestibles y sus recetas más comunes para probarlos.

 

Escamoles

Este insecto es conocido como el caviar de México, ya es sumamente difícil obtenerlo, y se vuelve muy costoso. Los escamoles son los huevos de la hormiga escamolera que habita en estados como Guanajuato, Tlaxcala e Hidalgo. En éstos sitios los escamoles son preparados de distintas maneras; con mantequilla, fritos, con huevo, en mixiote e incluso podrás probarlos en barbacoa durante la época de  cuaresma.

Pero nada se compara a probarlos en los típicos tacos, por supuesto acompañados de un delicioso guacamole recién hecho. Muchos de los comensales asiduos a este platillo recomiendan la sopa de escamoles de Santiago de Anaya, la cual es una receta de los Otomíes y que ha sido preparada en esta parte de Hidalgo por muchos años.

Cristiano Oliveira Flickr

Cristiano Oliveira Flickr

 

Acociles

Estos pequeños no son insectos aunque por su apariencia muchas personas los confunden, sin embargo son unos crustáceos muy parecidos a un pequeño camarón y se encuentran en las orillas de los lagos y ríos del centro y sur de México. Su consumo, al igual que la mayoría de los insectos comestibles, se remonta siglos atrás cuando era considerado un manjar exótico.

Hay muchas formas de consumir este insecto: los frijoles con acociles, en salsa verde, en tacos, fritos con cebolla y ajo o como botana con salsa, sal y limón y no puede faltar el tradicional guacamole. También debido a su coloración rojiza, después de ser cocinados son utilizados para preparar cócteles y ceviches.

Humberto Alonzo Romero Flickr

Humberto Alonzo Romero Flickr

Chapulines

Este insecto sin duda alguna es él más común en nuestro país, lo podemos encontrar desde el estado de Oaxaca hasta Yucatán sin olvidar el centro y norte de México. Algunos dicen que su sabor es como el chicharrón, muchos otros que su sabor es más bien terroso, o que con sal y limón no hay mejor botana para una plática entre amigos. Sin embargo, el sabor es subjetivo, pues la variedad de platillos con los que se prepara es muy amplia y deliciosa.

Algunos de los platillos hechos con chapulín son la ensalada Mitla con nopales, crema de chapulines, pasta, salsas y uno llamado canastitas de chapulines, que consiste en freír una tortilla entre dos cucharones para formar una canasta, la cual se rellena de chapulines asados y se baña de una salsa hecha con tomates, chiles y demás especies, toda una delicia que sin duda tienen que probar.

William Neuheisel Chapulines

William Neuheisel Chapulines

Gusanos de Maguey

Estas larvas suelen ser encontradas en las pencas bajas del maguey, donde son depositadas por una especie de mariposa que se alimenta de él, suelen ser blancas con pequeñas manchas pardas y se pueden encontrar en México en los  estados de Tlaxcala e Hidalgo o incluso el Estado de México. Son preparados en tacos, asados, incluso como salsas aunque hay recetas mucho más elaboradas como la codorniz con salsa de gusano de maguey al pulque, que se puede encontrar en algunos restaurantes especializados en comida prehispánica y que suelen fusionar sabores y combinarlos para crear platillos únicos. Si lo que buscan es algo menos elaborado,entonces les recomendamos probarlos con guacamole, ustedes deciden.

Arthur Picerna Gusanos de Maguey

Arthur Picerna Gusanos de Maguey

Jumiles 

Estos insectos miden casi un centímetro y son muy comunes en los mercados locales de Morelos y Guerrero. Algunas personas gustan de comerlos vivos pero si no les gusta la sensación de que su comida camine por su rostro, hay otras maneras de poderlos degustar.

Una de ellas es la salsa de jumil hecha con tomate y chile, la cual después de ser preparada se come con tortillas o acompañando algunos deliciosos tacos de res o puerco. Aunque en Taxco, situado en Guerrero, los pueden probar con Mole o los clásicos tacos con guacamole.

Lon&Queta Jumiles

Lon&Queta Jumiles

Hormigas Chicatanas

Originarias de Oaxaca, estas hormigas de considerable tamaño son parte del menú, una de las formas más comunes en las que se les puede comer es la salsa chicatana, que se prepara con ajo, sal y chile; aunque dependiendo del lugar se le puede agregar tomate y cebolla. Los habitantes de este estado acostumbran comerla sola con tortillas recién hechas o como acompañamiento para otros alimentos.

En otros estados estas hormigas son preparadas en distintas formas como en tamales, fritas, hervidas, en quesadillas, caldos o simplemente como botana únicamente con sal y limón, aunque eso no es todo, como todo buen mexicano hemos aprendido que todo se adapta y este insecto no es la excepción ya que también pueden encontrarse en galletas, cubiertas de chocolate, en panqués y pasteles debido a su alto contenido en proteínas.

oaxacanundua salsa chicatana

oaxacanundua salsa chicatana

Como pueden ver, México no solo nos sorprende por sus bellos lugares e historia sino también con lo extenso de su cocina, estos son solo algunos de los insectos comestibles que se conocen ya que la lista llega a casi 500 especies, si tu conoces alguno más cuéntanos:

¿Cuál fue el insecto que más te gustó comer?

José Díaz
Apasionado por la tecnología, el cine, los viajes y compartir experiencias a través de la fotografía