9 cosas que la gente piensa de los que vivimos en Cancún

Cómo es vivir en Cancún

Expectativa vs realidad 

Cuando te toca vivir en un lugar tan hermoso como Cancún, es usual que las personas crean que lo único que haces es ir a la playa y tomar bebidas tropicales todo el día. Es por eso que decidimos desmentir las cosas más comunes que la gente piensa de nosotros.

 

1. Que vivimos cerca de la playa

La percepción más común acerca de los suertudotes que vivimos en este paraíso. No los culpo, ¿quién no quisiera poder vivir cerquita de una de las playas más bonitas de México? Pero bueno, la realidad es que como cualquier ciudad, Cancún se divide en zonas, y la mayoría vivimos en la zona urbana de la ciudad, dónde hay escuelas, supermercados y conjuntos residenciales dónde habitamos los estudihambres y Godínez.

 

Web

Foto por: SkydreamsCancun

 

2. Que todos los días salimos de fiesta

Sabemos que el Party Center de Cancún es el mejor lugar para ir a raspar la chancla, y claro que la mayoría de los cancunenses hemos ido alguna vez en nuestra vida, pero no vamos cada fin de semana, y mucho menos todos los días. A los verdaderos cancunenses nos podrás encontrar echando una chela en algún barecillo por el centro de la ciudad. 

 

Web

Foto por: bluedreams.com|MelazaRoneriaOyster

 

3. Que podemos conseguir descuentos para nuestros amigos

Una cosa es que medio la armemos como guía de turistas, y otra cosa es que que podamos conseguir descuentos para ir a todas partes. Si, tenemos uno que otra promoción por ser local, pero tristemente no podemos transferirselos ni a la tía, ni a los primos que vienen a hospedarse en nuestras casas.

 

Web

Foto por: Reference-.com|Miguel Islas

 

4. Que todo el día estamos en traje de baño

Sabemos que no estamos precisamente en vestidito trucutrú todo el día como en el centro del país, pero tampoco vamos en traje de baño y chanclas a trabajar, y estamos muy lejos de tener el bronceado perfecto; la mayoría de nuestra ropa suele ser bastante normal y nuestro bronceado es más bien como de taxista.

 

Web

Foto por: sreng sokkhim|LaSalleCancun

 

5. Que todos venimos de fuera

Es verdad que en Cancún podrás encontrar a gente de todas partes del mundo, personas que alguna vez vinieron de vacaciones, se enamoraron y pos se quedaron. Pero aunque no lo crean, también hay adultos que les tocó nacer aquí, muchos de ellos hasta nacieron en sus casas, por eso de que no habían tantos hospitales en ese entonces.

 

Web

Foto por: Sipse

 

6. Que nos la pasamos comiendo mariscos

Sí, son deliciosos y no te preocupes, los podrás encontrar en casi cualquier restaurante de Cancún, pero no, no los comemos todos los días, es más, hay algunas personas a las que ni les gustan. A los verdaderos cancunenses nos podrás encontrar echándonos unos taquitos de canasta en la esquina de algún Oxxo o una torta de cochinita (uno de los privilegios de vivir cerquita de Yucatán).

 

Web

Foto por: ElSalvador.com|DesdeElBalcon.com

 

Come como un verdadero local en tu próxima visita, lee: 13 Comidas deliciosas que tienes que probar en Quintana Roo

7. Que todas nuestras casas tienen alberca

Pues no, la verdad no todas nuestras casas tienen alberca. No estoy diciendo que no existan casas con alberca en Cancún, pero la realidad es que la mayoría de los cancunenses vivimos en casas bastante normales y cuando queremos huir del calor, de vez en cuando nos vamos a la playa a chopearnos un ratito en el mar.

 

Web

Foto por: CasasMiTula|UnionChiapas

 

8. Que todos trabajamos en un hotel

Claro, el sector hotelero es importante en nuestra ciudad, y todos conocemos por lo menos a alguien que trabaja en algún lujosisímo hotel. Pero a la otra mitad de los cancunenses nos podrás encontrar chambeando en las escuelas, centros comerciales, hospitales, restaurantes, o de godínez de tiempo completo en alguna oficina.

 

Web

Foto por: Hotel96|Idosdelamente

 

9. Que estamos acostumbrados al calor

Por último: la calorts. No importa la cantidad de años que llevemos viviendo en Cancún, jamás nos acostumbraremos a estar sudando todo el día, y tener el cabello esponjado por la humedad. Nunca estaremos conformes con los cambios de temperatura, porque cuando hay calor hay muchísimo calor, y cuando hay “frío” no hay tanto frío como quisiéramos. ¡Pero bueno! La verdad es que no cambiaríamos vivir en este paraíso por nada.

 

Web

Foto por: Vacclub|Sipse

 

¿Cuántas de estas cosas pensabas antes de leer este blog? 

Maygheen Tortolero

Comunicóloga, amante de la fotografía en blanco y negro, el baile y la música guapachosa